viernes, 8 de enero de 2016

Despertar en Itaca / Alicia Gallegos

DESPERTAR EN ITACA



Tratar de recordar un poema 
en el antes 
de dormir
el de Cavafis
a falta de otro más vital
o menos melancólico

Y de pronto  
alegría epifánica
en Itaca
recorriendo pasillos
admirándome 
ante la magnitud 
de
los embarques
miles y miles
y cada una más suave y bella.

Pensé en Rimbaud y
hasta creí verlo firmando cheques 
y
cargando grandes bolsos de dinero
(pesan más las cifras en billetes chicos)
Pero no era.
Abracé algunas 
y sentí su olor
cual si fuesen hembras que menstrúan.

Y así
nada
eso.
Parir 
balas
y sostener puñados
de munición 
pesada.

Eso es Itaca
puro éxtasis
ya lo dije antes:

el erotismo de la muerte






¿ENTENDISTE?

No hay comentarios:

Publicar un comentario