miércoles, 28 de septiembre de 2016

CARMEN IRIONDO/ MEMORIAS DE UNA NIÑA REHÉN (Higt society)/ UNA NOTA DE ALICIA GALLEGOS

CARMEN IRIONDO/ MEMORIAS DE UNA NIÑA REHÉN (Higt society) UNA NOTA DE Alicia Gallegos


          Si un escritor o escritora me hiciera una consulta acerca de la posibilidad de escribir la historia  de un niño cuyos padres no estaban capacitados para ser padres, le diría que se va a meter con un tema tabú del que mucha gente no quiere enterarse ,porque saber de la existencia de "una peste" es tener que enfrentarse a la posibilidad de estar enfermo .A la gente le gusta leer esas historias cuando salen de la pluma de escritores norteamericanos , también le gusta verlas en el cine yanky .Cuanto más lejos mejor. Tal vez me equivoco .
          Hoy en la provincia de Mendoza hubo un caso de filicidio , aunque lo están difundiendo como femicidio : una chica de 19 años que había denunciado al padre por abuso sexual fue asesinada por ese hombre. La chica hizo la denuncia, quedó a cargo de su hijito de un año y su hermanito pero no tenía medios de subsistencia, el padre fue excluido de la vivienda y se fue a vivir a 100 metros . En lugar de llevar a la chica a un refugio la dejaron sola, no tenía nada para comer . Los vecinos están muy condolidos .
          Afortunadamente  los escritores siguen sus impulsos y es bueno que  escriban lo que tienen ganas, que no consulten antes de hacerlo y si consultan no hagan demasiado caso a los consejos. A la hora de escribir , yo no consulto jamás. Es importante  que un libro como  MEMORIAS DE... exista , que podamos leerlo , pensarlo y pensar...

           Desde el momento en que me enteré de la existencia del libro MEMORIAS DE UNA NIÑA REHÉN (Higt society) , supe que iba a leerlo . Tengo decenas de libros nuevos sin leer y me propuse firmemente no incorporar ninguno más , pero a este lo tenía en mente. Para mí el tema de los padres que no saben o no pueden serlo y las historias de hijos sobrevivientes a eso que se llama "familia" es sumamente atractivo por mi historia personal y porque trabajé muchos años con familias y con madres ...

            Hace unos días estuve en la ciudad de Mar del Plata , ahora a mis 57 años en lugar de ir a caminar por la orilla del mar prefiero aprovechar para pasear por la ciudad y comprarme ropa . Un buen lugar es la calle Güemes , hay tiendas de marcas que me gustan y ropa linda que usan los surfistas cuando están afuera del agua , también hay barcitos donde uno  puede sentarse a tomar un café en las veredas y disfrutar un poco del sol . Encontré librerías. Entré en "Libros de la arena " donde los dos libreros que trabajaban en ese momento me atendieron de maravillas : además de encontrar el libro que buscaba me mostraron otros que tenían de la autora  . Me sentí feliz de encontrar a libreros con "buena onda" y ganas de vender . Si eso fuera poco mientras charlábamos me contaron que conocían al poeta marplatense Fabían O. Iriarte (a quién conozco y admiro) , que tenían sus libros y hasta habían ido a algunas de sus presentaciones . ¡Un lujo!¡Qué libreros!!!!!!!!!!

             MEMORIAS DE UNA NIÑA REHÉN (Higt society) supo atraparme . Enseguida pasé la página 60 y seguí. Por si alguien no  sabe "lo de la página 60" en las novelas argentinas de relativamente reciente edición es un clásico : ciertos escritores escriben algo aceptable hasta ahí y después ya los libros se convierten en un fiasco . ¿Querés un nombre ? Jaja!!!!!!!!! En otra nota te lo mando. 
            El libro de Iriondo se sostiene , la historia se sostiene : es atrapante : la vida cotidiana de las personas de clase alta es muy poco conocida aunque siempre esté supuestamente tan expuesta. Somos tantos los lectores de HOLA ....y similares....Pero siempre vemos lo bello , las fiestas , los autos . la alegría.

            En una entrevista publicada en el diario LA CAPITAL la escritora Carmen Iriondo dice : "Los chicos no tienen prejuicios, sobreviven como pueden a la incertidumbre y es cierto que el profundo temor que genera la violencia entre los padres, no se puede olvidar y se repite como un golpe, como un trauma, más de lo que desearíamos tratando de elaborarlo"
"Es un libro de infancia. "
"Yo en este caso, "elegí" ciertos recuerdos y no otros, para narrar abusos y abandonos, también cuento con mucho sentido del humor el contacto de la nena con los mitos y ritos de la "hight society" que ella se va encargando de demoler, esto configura el punto en común de todas las infancias: uno recuerda desde ciertas huellas. Pero por qué son ésas y no otras, jamás lo sabremos. Es aquí donde esa ficción autobiográfica se convierte en acto estético y no es confesión ni testimonio. Hay algo más que habla además del que escribe. Esta voz organiza los signos y las marcas y las pone a prueba igual que el personaje del libro. La niñita escucha palabras jeroglíficas y en otros idiomas para su corta edad y trata de ir descifrando su significado con mucho esfuerzo. Intenta encontrar así su infancia perdida y construir una identidad precaria pero que le permite seguir adelante con su investigación."
     "La negativa a comer y el problema de alimentación que cuenta la niña, es símbolo de selectividad más que de rechazo. Eligiendo qué comer, la nena se sostiene con su deseo propio y no se "traga" todo el cuento que le quieren hacer creer. "

          Yo también creo que los chicos viven sus particulares infancias sin prejuicios y me parece que transitan lo que les toca con una cierta naturalidad ya que no conocen demasiadas otras realidades .
Me quedó muy grabada una escena del libro : En el día de la Virgen del Carmen van a misa : la niña , la madre y la abuela. Las tres se llaman Carmen . La nena vive ese momento como algo normal que por suerte sucede . Bueno , está muy bien narrado : esa parte y el todo. 
         
           Entretenimiento y posibilidad de reflexión son dos cosas que se pueden encontrar en esta historia  y mucho más .
            Ya se sabe : quien busca, encuentra .
        


fotografía por A. G.