domingo, 29 de marzo de 2015

CARLOS CUCCARO / LA LENTITUD DE LOS RECUERDOS

CARLOS CUCCARO





LA LENTITUD DE LOS RECUERDOS



Conoce
 la hondura de la piedra.

Sabe de los colores
que
el atardecer vuelve verticales
sobre las ruinas de los cementerios.

Sabe
de la carne y del fruto ,
y de la llama invisible
que  todo lo consume
y lo trastoca.

Ha existido.

Y su existencia
ha sido el tajo momentáneo
del plenilunio
sobre el agua.

Ha sido un hombre entre los hombres.

Todo para llegar el límite.

Y renacer –algún día-,
en
el horizonte infinito
de los sonámbulos.







LA PUERTA.



Detrás
de esa puerta
está el océano.

El exterior,
el pozo febril  de los colores concéntricos
y de la incertidumbre.

Detrás
de esa abertura
de sol y –a la vez – de lluvia
habitan
los nombres
humanos,
los nunca dichos,
y duerme
la amarilla
Novia
de la Muerte.

Detrás del misterio.
Y de lo que no se cuenta.

Todo es
como un árbol
nuevo,
de frutos
sangrantes.

En ese
país
ya no está Dios,
sino
el espejo.

Y la ametralladora
que
dispara pájaros incandescentes
sobre
el abismo de
la mañana.





Carlos Cúccaro nació en Azul, Provincia de Buenos Aires, el 8 de Julio de 1968.Estudió en la Escuela Nacional  de Bellas Artes «Luciano Fortabat» Desde 1989, publica en diversos medios gráficos de todo el país.  Publicó los siguientes libros de poemas: “Ultrasenderos” (1993), “Libro de Babilonia” (1996), “Los Latidos oscuros del silencio” (Ed. La Luna Que, 2001), “Blues”  (Ed. Callvú Leovú, 2007),  “Luciflor o la sangre” (Ed. Callvú Leovú, 2008) y “Tharsis” (Ed. Callvú Leovú 2011) y “Los árboles del abismo” (Ed. La Luna Que, 2015) y es autor del inédito “Desnudos””, a publicarse próximamente
Editó también la plaqueta “Los suburbios del fuego” (1998) y parte de su obra integra las antologías “Poetas argentinos del interior” (Ed. Tráfico Cultural, 1994) y “Poesía hacia el nuevo milenio” (Ed. La Luna Que, 2000).
Fue premiado por la Sociedad Argentina de Escritores (S.A.D.E.), la Dirección de Cultura de la Municipalidad de Luján de Cuyo (Mendoza), los Municipios bonaerenses de Azul, Olavarría, Ramallo, Las Flores y Tapalqué, y el Círculo Literario Bartolomé Mitre, entre otras instituciones y centros culturales.
Sus textos figuran en varios portales, blogs y páginas de la web.
Participó en los encuentros coordinados por el poeta Rolando Revagliatti en el Centro Cultural “Raíces”, y en el Bar “Bukowski” de Buenos Aires, estos últimos organizados por la Asociación de Poetas Argentinos (A.P.O.A.), en “La Subasta” y “The Rozz” en los ciclos “Río de Letras”, “Belisama”, “Los Salieri”, y en diversas ferias del libro y encuentros literarios presentando su obra y ofreciendo recitales poéticos.
Desde 1995 coordina talleres literarios. Desde 1996 integra jurados a nivel nacional. También ha incursionado en la narrativa, el periodismo, el ensayo y la crítica literaria.










SU NUEVO LIBRO : LOS ARBOLES DEL ABISMO



lunes, 16 de marzo de 2015

LILIANA HAYAT / HAIKUS

LILIANA HAYAT
HAIKUS









entregado a la pasión 
turbado fluctúas entre dudas
sin plan de fuga




*




jugar a ser niños.
relámpagos acrisolados en medio de la vida
rosa sin espinas




*




música de aves
el alba en mi ventana aroma a madreselvas
té de jazmín




*



avivadas sombras
envueltas de noche y rocío
soledades huérfanas




*




años como soplos 
atrás quedaron las nieblas
hoy deslumbrantes resplandores





*



polos opuestos
dualidad que incita la pasión
efectos abatidos




*




tiempo estancado
agonizando la existencia
juventud dolida










Foto : AliciaGallegos

LUIS ISSALY / 3 POEMAS Y UNA FOTO

LUIS ISSALY  /  
3 POEMAS Y UNA FOTO 




Latir en cada error.
Siento mi derrumbe,
entre los escombros
la vulnerabilidad.
(Quiero repetir en voz alta
esta palabra
para encontrar algún goce
en su sonido)
Vulnerabilidad.
Una lenta presencia
se instaló en el cotidiano,
ya no le temo, ni le coqueteo.
Casi ni nos miramos.
Hasta la muerte envejeció
conmigo.
La palmera hojaldrada
me hace sangrar las encías.
No me detengo,
mastico,
Sigo mezclando el placer
con lo terrible.
(Rilke aparece con una elegía en su mano
y no sé cómo explicarle que no tiene nada
que hacer aquí)
Fantasías cada vez más estúpidas.
Me enojo, me pego, me insulto.
Castigarse no sirve.
Lo sé
pero no encuentro el perdón.
Vueltas monótonas cuando
camino por caminar.
Patitas chuecas
vienen y van.
Improviso una zamba que explota de pasado.
Zamba sin guitarra.
Zamba muda,
murmurada como una verdad.
Late también la noche.
Mañana será otro error.




HASTA MAÑANA 


suave 
se hizo silencio 
el día 
mis ojos recorren rincones 
algunos vacíos 
otros llenos de objetos 
inútiles quizás y en aquel 
un paraguas desafiante 
habla de la tormenta 
aretha amasa 
con persistente ronrón 
la ropa de cama 
queriendo encontrar 
formas donde dormir 
ignorantes de nostalgia 
se apagan las luces 
nítidas figuras 
continúan ejecutando 
su danza sin dolor 
entre las sábanas 
control 
botón rojo pulgar 
todo terminó 


ecos de un destello





PNEU


Desde la esquina 
la lluvia resbala 
abriendo grietas 

Aire 

En la tierra sangrienta 
gotas golpean palabras 
sobre hojas que solo saben 
de murmullos 


Mi vacío es la selva 
Espesura verdes 
volúmenes y despojos 
balbucean oscuridades 
para tocar una piel 
que no llegaré a besar 

No respiro 
No 
Todo aire es grito 


¡Mentira es el nunca sereno! 

Desacostumbrados 
mis pies 
vuelven a buscar 
esa piedra conocida



Performer Luis Issaly  .
Fotógrafo SERGIO OTERO