lunes, 31 de agosto de 2015

IRENE GRUSS / UN POEMA



“LA FORNICACIÓN ES UN PÁJARO LÚGUBRE”
                                                                                                        Abelardo Castillo





Escucha cómo cae la lluvia,
como si no hubiera amor ahí
ni luz, nada más líquido, más sonoro,
como si sólo eso quedara,
sin amor sin tiempo
sólo mi mano que cierra casi todo,
tus párpados como a un muerto,
y de a una cada mano tuya, agua en los párpados,
yéndose de cada mano
como se va de una piedra o de un bosque,
sin apuro cae, 
sin malicia, inunda lo que no debería,
escucha cómo cae
solamente,
como si nadie viviera ni me tocara ahora
o nunca me tocara
salvo lluvia
como si la fornicación fuese congoja pura,
un pájaro lúgubre,
escucha, escucha cómo cae
mi cabeza en el magma de tu axila,
sin amor, sin tiempo, 
disonancia,
como si esto o lo otro
o lo de más allá
acabara siendo lluvia,
algo de placidez
o de borrasca,
como un náufrago que espera no la isla
sino la nada, como si no hubiera tiempo, amor,
y un pájaro lúgubre gritara la desesperación del mundo
lluvia sobre un techo de zinc,
y fuera eso, 
lluvia que cae sobre un techo de zinc,
el mundo sin necesidad,
como un pájaro que pierde el vuelo y cae
extenuado, apenado de sí mismo,
sostuvo el cielo allá arriba
entre las alas, y ahora, no pienses,
escucha,
no, así no, por qué así, 
escucha cómo cae la lluvia.




De La dicha (bajo la luna, 2004), recopilado en La mitad de la verdad (bajo la luna editorial, 2008)




El blog de Irene ;

casta diva: Como si esto o lo otro o lo de más allá: “LA FORNICACIÓN ES UN PÁJARO LÚGUBRE” 





Irene 
en España presentando su Antología Personal editado por Ediciones Eme


miércoles, 26 de agosto de 2015

ALICIA GALLEGOS / SOY OBEDIENTE



fumo  bebo  como en demasía
hago dietas
así estoy 
voy vuelvo me quedo parado viendo
aplaudiendo
a ese líder
su chica rubia
la condesa
su empresa
textil
lleva tan bien la ropa puesta

babeo un poco trago un moco me dicen oveja
esquivo
encojo
agacho

igual
me hacen un gol
un cross de izquierda
a la mandíbula
rodillazo al hígado
mononucleósis depresión fibromiálgia
episodios maníacos


quiero ser aceptado
pataleo
pataleo
pataleo
gasto suelas corro sudo 
y
pataleo
pataleo
pataleo
sueño que resisto
sueño
que resisto
que




ESTO NO ES POESÍA
¿ENTENDISTE?

martes, 11 de agosto de 2015

RAFAEL ESCOBAR SÁNCHEZ / 4 POEMAS de "Cerca de la herida "


RAFAEL ESCOBAR SÁNCHEZ






SINA´S TIME


                               Criado en las peluquerías,
                               mecido en el olor de cera acre de mis viudas,
                               sus pasos o sus facciones de vírgenes impotentes,
                               observando cómo deslumbran el vértigo con los ojos,
                               cómo se les desencaja el esqueleto a golpes
                               como la raíz de un árbol agotado por dar,
                               sonriendo al ver cómo alzan la voz, cómo se desinhiben,
                               y  sentencian con una palabra impúdica
                               o resumen en una procacidad genial
                               el desastre sin paliativos de su sexo,
                               siempre con ellas,
                               velando su tiempo de fotos de difuntos en los aparadores
                               y  remotos amores ya clausurados,
                               reavivando los tópicos más predecibles
                               del poeta afeminado que se marchita malogrando su carne
                               en la castidad dramática del edipo,
                               a salvo en el refugio de calma de sus úteros,
                               sintiendo cómo desciende el óleo divino de su piedad
                               y  bendicen mi sucia canción de odio.












PERIPATÉTICO





                               Entonces, Maestro, ¿qué son las cosas
                               Todo o Nada?

                               Paseaba con el maestro por aldeas,
                               por caminos sinuosos de piedras con zarzales,
                               y  lindes sombrías de olivos,
                               allí, en el descanso breve de algún sendero,
                               yo a menudo tomaba posesión de su vientre,
                               sentía que lo humillaba venciéndole la boca
                               y  sometiéndolo a mi daño
                               como a quien le incita el morbo de rendir lo noble abajo
                               o  aprender el placer culpable de las adúlteras,
                               allí, encendido de ansia,
                               aferrado entre el miedo a ese cuerpo en usura,
                               tuve un presagio espontáneo de la muerte,
                               supe ya, precoz en lo oscuro,
                               que nada me sería revelado de la vida
                               salvo la enfermedad de remover la cizaña,
                               de rozar la voz agraviada por algún destierro
                               y buscar entre sobras de palabras
                               un amor como un salmo impotente que enuncie la ruina.

                               Las cosas no son Todo,
                               Ni son Nada, me consoló el Maestro,besándome en la frente,
                               lavándome con luz de lluvia limpia los ojos,
                               pero es preciso preservar tal dilogía,
                               tal juego de opuestos sobre el precipicio;
                               Todo, para que seamos felices,
                               Nada, para que seamos inteligentes.







EL CORAZÓN ES UN CAZADOR SOLITARIO



                               Paciencia, método,
                               una aguda perspicacia para intuir
                               cómo crece el pálpito del ansia en la espera
                               y  se enturbia el miedo en el dominio del silencio,
                               talento para reconocer rasguños,
                               pasos de extravío herido
                               y  sorprender la vulnerabilidad en los cuerpos ciegos,
                               un merodear infatigable por páramos,
                               bulevares sucios, calles que se alargan entre cristales,
                               trozos de periódicos que hace gemir el viento
                               y  ancianas que velan el acecho de la locura en sus mecedoras,
                               el corazón es un cazador solitario,
                               nada se le ofrece, todo lo arrebata con violencia
                               y una furia de garfios y dientes apretados
                               que convierte cada consumación del fruto en víctima,
                               el corazón no abraza, agrede,
                               deja como rastro de su paso marcas
                               y melladuras que son caricias de púgil,
                               entona una balada infinita sin piedad
                               y se masturba con contento satisfecho a sí mismo
                               en cada cuerpo que rinde estremecido a su rencor.






ANSIOLÍTICOS



¿Quién dice/que vivir requiere valor?/Dame tu abismo,/lo acolcharé de sueño.
(Wislawa Szymborska, “Prospecto”)



                               Blanco, redondo,
                               tiene delicados dedos de niña
                               para mezclar pájaros con acuarelas
                               y  ofrendar la piedad en los párpados de los muertos,
                               abre los pentagramas de la calma,
                               inventa nubes, toboganes de gasa
                               y  valles con garabatos de morfina
                               donde se mece en su espesor la nada,
                               en esta rosa letal de sanatorio
                               se consuela la vida de su pérdida,
                               de su urgencia de sangre para el corte,
                               y  vuelve tu tiempo intacto a su empeño
                               con el amparo de una doble bendición:
                               la de sobrevivir,
                               y  la de abotargarte en carne de niebla la conciencia
                               por si te tienta preguntarte para qué.












NOTA BIOGRÁFICA-.LITERARIA:
Soy natural de Belmonte (Cuenca). En 2001 me licencié en Filología Hispánica por la Universidad de Castilla- La Mancha y desde 2003 he trabajado como profesor de enseñanza secundaria en varios centros de la región. Actualmente ejerzo la docencia en el IES Jorge Manrique de Motilla del Palancar (Cuenca). En 2005 gané el primer premio del Certamen de Jóvenes Artistas de Castilla- La Mancha en la modalidad de poesía, fui seleccionado para la antología de joven poesía manchega Inmaduros de Jesús Maroto y he publicado poemas en varias revistas literarias como Turia o Ex-libris. En 2009 obtuve el XXV Premio de Poesía Joaquín Benito de Lucas por la obra Todo el mundo debería ser apedreado, publicada por la editorial Melibea de Talavera de la Reina en 2010. En 2012 publiqué los poemarios (recopilados en un solo volumen) Repartir los huesos y Caridad y claridad en la editorial valenciana Coco y recientemente, a finales de 2014, Cerca de la herida en el sello Tigres de Papel.  
                                                                    Rafael Escobar Sánchez















sábado, 8 de agosto de 2015

JESÚS GARCÍA MORA / CÓDIGOS Y NORMAS y otros poemas

JESÚS GARCÍA MORA






Fuera del teatro un letrero con luces rojas:  Nadie pertenece a este lugar.
Por un tiempo mi ciudad fue la periferia de tu ombligo
allá por donde las cicatrices de tu operación eran puentes agrietados.
Recuerdo mi lengua sobre tu abdomen        la sensación a mar que producía
la vez que fuimos al parque y acariciaba tu entrepierna frente a los ancianos.
Evocarte me lleva a lugares recónditos       donde payasos lanzan cuchillos a patitos de hule.










Hoy no habrá cena


En época decembrina tener un pino artificial sin lucecitas que lo adornen
sin una estrella en lo más alto   sin regalos en su regazo
en una casa donde se camina entre la oscuridad y es complicado encontrar
la manija de la puerta
te das cuenta que la navidad no es como te lo contaba tu madre
y que se parece más
al alarido del lobo.









Códigos y normas


En esta familia los te quiero son una mentada de madre
los cariño se demuestran con un trago de tequila.
Todos los días desayunamos huevos y frijoles con tortilla
fuera de la mesa principal.

En esta familia los hombres debemos tomar cerveza y ser infieles.

Sobre todas las cosas  hay que hablar de futbol y creer en dios
pero nunca
bajo ninguna circunstancia
nombres a la poesía.








Dactilología


Supo lo que era el amor
cuando escuchó un jingle sin campanas
cuando estrechó la mano vellosa de una botarga vieja.
Sabe que lo bello no es bello
es mutilar      decapitar
desmembrar con la boca.
Esto no es poesía 
es un sordomudo tratando de explicar
silogismos de algo que jamás se tuvo.













 Jesús García Mora (Tijuana, 1986). Poeta. 

 Forma parte de las antologías Somos poetas ¿y qué? Vol.2 ((H)onda nómada ediciones/2011) y Poesía y narrativa hispanoamericana del siglo XXl (Lord Byron ediciones/2014). 

También editor de la revista virtual el humo
Su primer libro lleva por nombre “Detrás de la caja registradora” (Ediciones El Humo/2015).

 Cuenta con un blog http:

//jesusgarciamora6.blogspot.mx/ 

y un soundcloud https://soundcloud.com/jesusgarciamora.