jueves, 30 de mayo de 2013

ARGENTINOS TRADUCIDOS .IRENE GRUSS por STATHIS INTZES

Irene Gruss POR STATHIS INTZES


El mundo incompleto


El reverso del mundo plagado de
margaritas
ondulantes, iluminadas.
El mundo, tal como es,
difícilmente pueda completar
la llegada a las
ondulantes margaritas.
¿Quién necesita esas flores,
quién se queda en describirlas
tal como están, allá lejos,
quién sabe cómo son esas flores?
¿Y si no son margaritas?
¿Si no se llega,
si no se completa el mundo?

a mi hijo




*



Ελλιπής κόσμος



Η άλλη πλευρά του κόσμου βρίθει
από μαργαρίτες που κυματίζουν.
Ο κόσμος, έτσι όπως είναι,
δύσκολα μπορεί να εξασφαλίσει την ανθοφορεία τους.
Ποιος χρειάζεται ετούτα τα λουλούδια,
ποιος καταλήγει να τα περιγράψει έτσι ακριβώς όπως είναι, πέρα μακριά,
ποιος ξέρει πώς είναι ετούτα τα λουλούδια;
Και αν δεν είναι μαργαρίτες;
Αν δεν αρκεί,
αν δεν διασφαλίζεται ο κόσμος;

στον γιο μου



***



Claroscuro
.
Dentro de un rato
todo va a volverse opaco.
Las luces y sombras, que ahora brillan,
se resolverán en una nada
monotónica.



*
Ανοιχτο-σκούρο

Μέσα σε μια στιγμή
Όλα θα γίνουνε διάφανα.
Τα φώτα και οι σκιές, που τώρα λάμπουν, θα γίνουν ένα μονότονο τίποτα.





***


Fugaz
.
No ensucies este momento:
alguien me canta al oído
me dice la palabra siempre.



*


Εφήμερο

Μην καταστρέφεις την στιγμή ετούτη•
Κάποιος μου τραγουδά στο αυτί
μου ψιθυρίζει την λέξη ποτέ.






miércoles, 29 de mayo de 2013

CAROLYN RIQUELME / DE PAPEL

CAROLYN RIQUELME



 DE PAPEL




I


Y llovió toda la tarde

Nosotras creamos mundos

los cortamos del papel

los coloreamos

pegamos partes, pensamos los detalles

Hoy hicimos un molino rojo

Un tractor

Una laguna

Y todos los animales que encontramos en las cajas

festejaron con nosotras

las horas lluviosas

y el amor




II


El viento no se cansó de golpear la ciudad

Hasta las montañas parecían oscilar entre las nubes

Nosotras nos hicimos un día calmo

con papel, tijeras y pinceles

Colgamos con hilos la maravilla

de construir el mundo

así, como quien lo imagina perfecto

y sale a la calle

con otros

a fundarlo








CAROLYN RIQUELME / VIDENCIAS

CAROLYN RIQUELME

VIDENCIAS



I


Naciste

 con un signo

de amor y otro de rabia

entre los brazos


de ahí en más, todo es

adivinanza


II


tendrás en el cuerpo

las aristas

de un país imaginario


no fue un buen día para llegar al mundo:

el desierto se desplomó

a ráfagas de más de cien kilómetros por hora


las vecinas dijeron:


que mala suerte, nació

con el viento entre las piernas
C.R

PIERO DE VICARI / SOY LA PARTE INCONCLUSA DE UN DIOS INCREADO

PIERO DE VICARI




SOY LA PARTE INCONCLUSA DE UN DIOS INCREADO




soy la parte inconclusa de un dios increado, adorador del fuego, las especies y el olvido, tanto o más por los ojos, el milagro o la palabra que una herida vaginal, trozo de piedra sin abismo, rastro y rostro acomodado al filoso puñal de mi garganta, rastro y rostro en la contingente desolación de lo que soy, rastro y rostro aún en lo distante y enamorado de tus formas: cuerpo de mujer, vicio de manos


De "Vicio de manos" (1999)










PIERO DE VICARI / DEJO MI LENGUA SOBRE TU PUBIS

PIERO DE VICARI




DEJO MI LENGUA SOBRE TU PUBIS





dejo mi lengua sobre tu pubis y salen palomas de tu sexo, salen pequeños corales, pequeñas adivinanzas, salen voces y letras escondidas, salen muelles y pañuelos afiebrados y una copa y el color verde y todos los santos, todos los olores, todas las mareas y todos los hombres que he sido hasta mi lengua sobre tu pubis


 De "Vicio de manos" (1999)







SIMON ESAIN / el domingo de la nada

SIMON ESAIN





                                                                  (de pJ Poemas II)



el domingo de la nada




es en Febrero cuando las hojas en las ramas
comienzan a cantar con entusiasmo otra canción
pero las escuelas vacías llenaron la calle
con la mejor sordera de los hombres

pasé como un extraño frente a mi casa
dejé la bicicleta enfrente
y las fotografié juntas
el asiento negro tibio en primer plano

hace tiempo ya / ha renunciado a
ver el automóvil tomando el sendero de entrada
escucharlo regular frente al portón del garaje
la muchachita desciende primero y viene
a dejar cerradas ambas hojas de hierro
la madre utiliza sus llaves y entran a la casa
cierran / concluyen esa serie de ruidos
en aquel entonces la puerta lucía recién barnizada
como ahora que otros la pintaron

en la cuadra donde antes era mi casa olí fritura de pasteles
pero nada me detiene hasta llegar aquí
que queda al otro lado de nada

atrás quedan la cumbre del siglo y los enterramientos
acarreo cuesta abajo mi desconcierto
tan sospechoso el mundo en la espuma que me rodea
he cometido el error de no sospechar de mí
cayendo vivo a la crónica de los magnicidios
cada vez más sereno en alto el resplandor de la cumbre
me hace sentir la inmensidad del interior de una sonrisa
mi mano lleva una caja de papel madera con un regalo
demasiado pueril / y
a quién voy a encontrar vivo si voy llegando al espejo
afligido de haber comenzado este desplazamiento

la casa de al lado es fea
su frente descarnado y descuidado
lo salva un perrito echado / a la sombra
sin saber

estoy frente a mi calle
sin embargo miro hacia atrás
hace tiempo pasé por aquí
y me gustó el lugar

no busco otro lugar
insisto en éste
donde la culpa
se orea y humedece
y de nuevo se orea
donde me rinde trizas de su cascarón
cada vez que barro la vereda
cada quien pela una naranja a su propio modo
piensa algo revelador mientras mira el trabajo de sus manos

he observado las imágenes que pasan
en viaje hacia el domingo
me he puesto de este lado
el tránsito de los que miran
se lleva trozos ridículos de mí
así he desfilado por mis días
y he visto al verdadero ausente
que deslumbra por su desenvoltura
a sus propias reliquias mi museo reducido
fabricado por la repugnancia

salgo a caminar sabiendo que voy a volver
no sé qué sería alejarme para siempre
sin mirar atrás
amo el horizonte pero no me enamora
me parece la mirada de una amiga fiel
pero no me duermo en sus brazos
para mi consuelo aún me despide sonriente

el pezón del día y
la decepción / fruto alcanzado





S.E.








foto y diseño :alicia gallegos

VANESA GUERRA /

VANESA GUERRA






LA REAL EXPERIENCIA DEL EXCESO


 En la noche el agua redobló el caudal y entre espesura y oleaje superó el metro treinta adentro de la casa.




Eso, que invade y hiede, arrasó con mis libros buenos, los que necesito con premura a cualquier hora, los que no anidan ni muy bajo ni muy alto, los que dan a la cintura y al pecho.

Inundarse es la experiencia real del exceso, de lo que no cabe e insiste.... Cuando nos toma el amor nos inundamos; cuando lo perdemos, también. Son excesos de falta y excesos de sobra, las diferencias son sutiles y en ellas el desorden íntimo se activa y despliega su potencial para descomponer el límite protector. Y quedamos a la intemperie. Expuestos.

¿Pagarían por centímetro inundado? ¿Cuál es la medida del dolor? El dolor no es por el libro, que tampoco se reconoce, no es por el objeto amado y besado. El dolor es la pérdida material de aquel encuentro, anotaciones vertiginosas que anochecerán con el olvido; trazos con los que he vuelto a dialogar en el suceder del tiempo.

En esta deriva incómoda –pareciera que me voy borrando– hasta el malestar es una emoción mundana. Estoy ligera; ya quisiera perderlo todo. Mis referentes fueron anegados –el agua es terrible cuando no apaga la sed, cuando no limpia ni bendice–. En estos días asisto a las huellas de lo que fui. Y en lo que ha sido mi casa, Washington y Besares, Saavedra, las notas en esos libros secan su voz buscando el sol del otoño, desde ventanas inconclusas, oreándose entre rejas, y casi indescifrables, arañan, la reescritura de lo que se ha ido.



 Vanesa Guerra

escritora , psicoanalista

https://www.facebook.com/pages/Revista-Transdisciplinaria-Con-versiones/176458582437704






para leer un fragmento en :

http://tierrastroll.blogspot.com.ar/2012/10/vanesa-guerra-como-sopla-el-serpentino.html

se consigue en :
Tienda Bajo la LunaPaseante Libros,Libreria El AteneoLibreria HernandezEterna CadenciaCuspide Libros y Libros Del Pasaje , Prometeo Libros.





GREGORY CORSO / Ventana

GREGORY CORSO

VENTANA 


Te digo a vos
morir, creer que vas a morir
es una horrible
triste creencia
Las personas no son confiables
y tus padres tu sacerdote tu gurú son personas
y son ellos los que te dicen que debés morir
creerles a ellos es morir
Porque ves a otro morir
creés que tenés que morir
sin embargo sólo conocerás la muerte de otro
nunca la tuya propia
incluso en tu lecho canceroso
nunca sabrás que te despertás muerto
El cuerpo es simplemente una etapa
nacemos de nosotros mismos
del encarnado amanecer
a la noche desencarnada
al amanecer reencarnado
una continua conexión
cuyo hilo conductor es el espíritu
nuevamente te digo
no conozco la impermanencia
estoy con la permanencia
y desprecio la muerte
sólo tengo sentimientos por los vivos
no tengo sentimientos por los muertos
Te dicen que tenés que morir para llegar al cielo
mandá a la mierda a esos forros poco creíbles
que con su fe fraudulenta
matan a millones de eternas inteligencias
Les digo a Uds. Los muertos: no van a ningún lado
sólo si están vivos podrán llegar aquí, allá, a cualquier lado
El espíritu es más sabio que el cuerpo
Creer que la vida muere con el cuerpo
es estar enfermo del espíritu
El gran peligro es
pensar con el cuerpo que el espíritu es cosa efímera
La víctima de cáncer de espíritu saludable
no es una cosa terminal
y el cuerpo saludable frágil de espíritu
sí lo es
Como los peces son aguas animalizadas
nosotros somos espíritus humanizados
los peces van y vienen los humanos también
la muerte de los peces
no es la muerte de las aguas
la muerte de tu cuerpo
no es la muerte de la vida
Así es
cuando digo que nunca conoceré mi muerte, creo en ello,
conmigo el espíritu emergió con su rostro humano
logré salir de la vida vivo
Y no permitas que un cuerpo en una tumba
en cuya lápida podrás leer el nombre de Gregory Corso
te cause gracia, tiente esa risa tuya «Ja, Ja»
«Él decía que nunca moriría,
mirá, el imbécil fue enterrado bien muerto»

Sólo tenés que saber que habrá un cielo
sobre esa tumba ahí
y transportará el tamaño de mi espíritu a todas partes
y esto es una mera suposición
porque quizás nunca verás esa tumba
seguramente yo nunca la veré
Así de este modo como los peces son al agua
así soy yo respecto de la tierra, el fuego, el aire
y así seré hasta tanto todos estos elementos
no estén más allí

Habré muerto en realidad
hasta entonces todavía seré
como ahora, como mañana
como ayer;
adiós, que tengan una buena vida
recuerden
que las personas
las más de las veces
no son confiables,
y son ellas las que te dicen que tenés que morir;
te estaré viendo en mis ecos
la próxima vez

gregory corso.



NATALIA LITVINOVA


NATALIA LITVINOVA

AUTRE NAISSANCE

j’arrache les boutons à la chemise de celui qui ne la porte pas.
c’est la première chose que je fais désespérément sachant que c’est la dernière.
parce qu’en premier fut la nudité et ensuite quelqu’un a créé l’homme.
et quand il s’est distrait, je suis apparue.
je me suis assise tout proche, mon jean déchiré au genou,
son doigt a caressé la peau.

je ne me souviens pas avoir eu d’autre naissance.


traducción Stéphane CHAUMET









OTRO NACIMIENTO

le arranco los botones a la camisa del que no la lleva.
es lo primero que hago con desesperación sabiendo que es cosa última.
porque primero fue la desnudez y solo después alguien creó al hombre.
y cuando se distrajo, aparecí yo.
me senté muy cerca, mi jean roto en la rodilla,
su dedo acarició la piel.

no recuerdo haber tenido otro nacimiento.




Polaroids de Tarkovski

Si yo fuese fotografía 
sería la que sacó Tarkovski.
Una estatua de piedra blanca,
con el brazo estirado,
la mano como si tocara el arpa
pero en realidad pidiendo.
Pezones sometidos,
oculto el filo de los huesos,
anclada en el vestido
miro fotografías.
No me atrajo el pasado
ni los rasgos familiares,
sino seres partidos por amor u odio,
sus incertidumbres caben
en la palma de la mano.
No me hermano con lo que veo
sino con la mirada que eternizó un instante
quedándose afuera.

 




GRIETA 



Cayeron los platos. Los portarretratos.

Los lugares de lo oculto.


 La parte mojada del ojo en la parte seca.



¿Supieron las manos lo que la boca no dijo?

¿Supo más la piel del hombre que temblaba?



Él también cayó.



Roto desde antes.


 

Natalia Litvinova nació en Bielorrusia en 1986.
Es poeta y traductora de poetas rusos.

Ha publicado: Esteparia (Ediciones del Dock, 2010), Ártese quien pueda (Trópico Sur Editor. Uruguay, 2013), Balbuceo de la noche (Melón editora, 2012), Grieta (Gog y Magog ediciones, 2012), Cortes invisibles (Editorial Letras de Cartón. Chile, 2012), Cartas de la locura (Editorial Lisboa, 2013) y Todo ajeno (Melón editora, 2013 / Vaso Roto Ediciones. España, 2013).  Llantodemudo, 2013), Balbuceo de la noche (Melón editora, 2012), Cortes invisibles (Editorial Letras de Cartón, Chile, 2012), Todo ajeno (Melón editora, 2013)Rocío animal (La Pulga Renga, 2013).

Tradujo la antología Rumbo a Karachay, de Shajriza Bogatyreva (Editora Casa Refugio Citlaltépetl A.C. y Bonobos Editores, 2011). Compiló y tradujo la antología El ruido de la existencia, de Jodasevich y Esénin (Editorial Leviatán, 2013)y Espejo equivocado, de Cherubina de Gabriak (Melón editora, 2013).










IRENE GRUSS / SIRENA

IRENE GRUSS

SIRENA 


Ahora que todavía puedes, canta
tu delirio;
después, sirena encantada por marinos
atados a un poste,
después, sirena de voz dulce y
corazón tenebroso, incapaz
de sostener
no la nota sino la cordura
–elige el mar, no el barco–, después, elegir será
más tarde que inútil: tu canto, sirena,
te desviará a ti misma,
te perderás ahí en cubierta,
en la orilla o allá, en tu casa.
Aprovecha la garganta, ahora
que no tienes pies
en la tierra, marea y
ensordece el oído del humano
hasta que se canse,
hasta que te canses, y el
estruendo
sea como el de un barco que encalla
en el ojo de la tormenta, no en el sonido
cabal de la tormenta. O canta
esa suave y triste canción
que te sabes
de memoria, hasta que el agua misma
se confunda,
o aquella que habla de
cosas alegres,
cosas que duran, cosas
reales, imaginarias, y
tu voz suene tan real o imaginaria
que consterne. Hazlo ahora, sirena,
ahora que la prudencia,
como la noche, llama a víspera,
ahora que la luna, cantante muda,
no te ve ni te altera,
ahora, canta,
sin añorar la muerte y la vida.



De Solo de contralto (Edit. Galerna, 1997), recopilado en La mitad de la verdad, bajo la luna editorial, 2008

VALERIA PARISO

VALERIA PARISO




Esta vez
no quiero decir
adónde guardo
las cosas que perduran.

Pero insisten.

¿Alcanza con decir
que es un lugar austero?

¿no, no alcanza?

y si digo:

en un pastillerito
que me trajo mi abuelo
cuando volvió de Italia
donde cabe un océano.

¿sirve?

en el arbusto enorme
de frutos agoreros
que llevo en el bolsillo

¿vale?

en esta herida helada
cosida con trapos de mi abuela,
que zurcía de noche
en el galpón de chapa

¿llegan?

¿Alguien trae a mi abuelo
que hace siglos no baja
de ese barco encallado?

¿Alguien riega el desierto?

¿Quién ayuda a mi abuela
que se hiela las manos?

Por qué preguntan,
eh,
¿no es hermoso el olvido?






LEONOR SILVESTRI / KRONSTADT, O ACERCA DEL CENTRALISMO

LEONOR SILVESTRI



KRONSTADT, O ACERCA DEL CENTRALISMO
DEMOCRÁTICO EN EL DESLIZAMIENTO DE LA MASA
EN LOS ESPACIOS PÚBLICOS




La gente camina
por los pasillos de los subtes
por veredas y calles
por andenes y terminales
como perdida
la gente anda
por pasillos, corredores y
plazas, perdida

Yo no les pido que se muevan y circulen
como si los guiara
el Mesías redivivo, o como si
en el horizonte naranja
se divisara
una gran estrella roja, la vanguardia
como si el gran León
Troski estuviera otra vez
vivo, al frente
de la revolución
que aplastará el derecho
inalienable de 30.000 marineros
anarco rusos, finlandeses
sin contemplaciones
sin miramientos
¿ todo el poder a los soviets
o
todos los soviets al poder ?

caminan, si, perdidos

solo les pido que circulen
respetando derecha
e izquierda
por escaleras y espacios
públicos.


(de el libro EL DON DE CREER)


KAREN SEVILLA / NO SE TIENE QUE EXPLICAR

KAREN SEVILLA

NO SE TIENE QUE EXPLICAR

Nadie calcula pena ajena llevada más allá del pellejo
ni entiende hambruna disfrazada que  rebasa porqués,
si se desvanece a plena consciencia de todo vuelo o reflejo.

No dejar rastro. No ser el rastro.

Es agonía al camino de los huesos tratando de crecer alas.
Al estómago vacio. A la mente fracturada.

A comer como los pájaros

 

(de su libro EL MAL DE LOS AZARES )

foto Alicia Gallegos


foto Alicia Gallegos


foto Alicia Gallegos




foto Alicia Gallegos


Karen Sevilla Bayamón, Puerto Rico(1983)

                Egresada de la Universidad de Puerto Rico, Río Piedras, y de la New York University.
Autora de El mal de los azares (Sótano Eds., 2010):
 Ganadora ex aequo del Certamen de Cuento del periódico El Nuevo Día (2006).  
1er Premio de Poesía II Certamen Interuniversitario de Literatura, Universidad de PR, 2009; mención de honor Premio PEN-PR 2010; catalogado por el Salón Literario Libroamérica en PR como uno de los 10 mejores libros publicados por autores pto.rriqueños del año 2010 al ‘11. Es uno de los finalistas/clasificados del I Certamen Internacional Toledano Casco Histórico de Poesía (España, 2012) con el poema "4:05 am". Obtuvo una 1era mención de honor del Premio de Poesía del Instituto de Cultura Pto.rriqueña 2012 por el libro Parque Prospecto.
 Inclusiones de su obra aparecen en publicaciones de su país, Venezuela, Argentina, Chile, España, Italia, Uzbekistán y EE.UU.
 Su poesía ha sido parcialmente vertida al inglés, italiano y uzbeco.
Como joven escritora, en el 2011 recibió un reconocimiento de la Sociedad de Poetas Vivos de Puerto Rico. Fue invitada al Festival de la Palabra 2012 y '13.
Es moderadora de talleres de escritura y profesora de la Universidad Metropolitana.



ALICIA GENOVESE / poemas del libro AGUAS

ALICIA GENOVESE
 
poemas del libro  AGUAS


 María Inés Mato nadó las aguas
más frías del planeta;
cruzó el Beagle, el canal de la Mancha,
un estrecho impensable del mar Báltico.
Sin trofeos, ni estadios
sus travesías parecieron inventadas.
Bordeó el glaciar en paralelo,
en círculo la isla de Manhattan;

aguas que expulsan con su mezcla ácida,
raras aguas que entregan
su cauce de vértigo.
María Inés Mato eligió en lo abierto
mareas de montaña
y volcanes helados,
oleaje turbio del mundo sensible
cenizas, peces, barro.

¿Quién acepta una nadadora sin pie
o ese imposible desequilibrio?
Con una pierna menos y sin prótesis
entrenó como una disidente;
en el verso libre encontró ritmos,
palabras que sostuvieran el calor;
en la falta de gravedad del agua
se llenó de voces;
nadar es hablar con la respiración.

Al mar del sur le habló con la memoria
de las mujeres yámanas,
a bordo de sí, con la corriente
del cuerpo hizo canoa
para llevar el fuego a la otra orilla.
María Inés Mato unió el estrecho
que separa Malvinas. Brazada tras
brazada, de la guerra abre olvidos;
una huella de espuma, un puente blanco,
un rastro en el agua de los vencidos.

¿Quién acepta una nadadora sin pie
que explora las bajas temperaturas,
sin rayas marcadas ni andarivel,
en las olas de su propia ruptura?
Con aire, un mar en contra se horada.
Del agua helada dijo duele muchísimo
pero es una frontera,
un cruce, sólo eso.

Sin traje de neoprene
se zambulló en los hielos antárticos,
la gorra de goma de los nadadores
emergió inédita entre los témpanos;
un video muestra el barco guía
y su continuo braceo
bajo el ancho vaivén de una gaviota.
Coordenadas desiertas
que borran cualquier marca.

Proezas hacia adentro
probadas con el pulso.
Si cada persona es su propio mapa,
el suyo traza líneas,
casi imaginarias.
María Inés Mato buscó aguas frías
mares renuentes a la aceptación,
nieve hendida del planeta ¿o qué
callados, secretos límites cruzó?


A. GENOVESE ( poemas de "Aguas")



Una nadadora cruza las 103 millas
entre Cuba y Cayo Hueso,
sobre el atardecer encendido del mar Caribe;

desde un kajak alejan
a su alrededor los tiburones
con un aparato que emite ondas;

usa unas antiparras que permiten
la visión nocturna y a eso se limita
el despliegue tecnológico.

Cuando hunde la cabeza al nadar sucede
lo que importa: el ser frente al obstáculo elegido
para probar que es.

Se llama Diana Nyad
y ya cruzó
desde Bahamas, batió récords.

Tiene 61 años y no se detiene
mas que para beber unos minutos
en el apuro de esa inmensidad.

Cuando nada parece no haber llorado nunca,
cuando nada parece que la melancolía no le hubiese roto
los deseos nunca.

Cuando nada la fuerza
no es sólo atributo
de los dioses.

Pero la marea en contra la obliga a desvíos hirientes
mientras el agua brilla
como una autopista interminable en la lluvia,

como una hoja de filodendro agigantado por la lluvia
y el fracaso ahueca el aire
como un graznido.

Si abandona, la meta permanecerá, invisible
en la mañana después del cansancio,
en la noche anterior de la necesidad;

cuando crece la necesidad no hay sal, ni sed, ni sol
enceguecedor que melle
la voluntad de ir.

Pero ella nada ahora. Es dura, entrenó, bracea,
no se desgastó en lo inútil;
tiene 61 años y toda una vida de nadadora.
Ver más




VALERIA CERVERO

VALERIA CERVERO

10



detrás del arco

el ojo atesora

 activa sus ganas

des pega







13



cabeza que espera

saber más

que lo que el ritmo dice



fracasa en su silencio

también yo



v.c


ALICIA GALLEGOS / SIMULACROS

ALICIA GALLEGOS
SIMULACROS

       

       En enero de 1996 viajé a Paris . 
       Unos días antes de salir recibí una carta. La persona a la que iba a encontrar me decía que había conocido a alguien en la Polinesia y que se estaba yendo, así que apenas nos cruzaríamos un par de días .            
         Con la carta (que me llegó en mano a través de un familiar ) me enviaba  un dije de oro , un delfín ( el dije "del fin " ) . 
        Podía haber suspendido el viaje, pero no lo hice.

         Me embarqué en un recorrido de esos que arma uno mismo. 

         Algunas cosas tenía previstas como ir a visitar a un amigo poeta al sur de Francia y a una pintora a Burdeos , llegar hasta el santuario de Lourdes  (sin más motivo que las  ganas de estar allí) y en Paris  a conocer algunos lideres de los movimientos LGTB .
Estuve en un par de hoteles donde a pesar de mi escaso manejo del idioma me atendieron muy bien. 
          La mayor parte del tiempo me dediqué a recorrer París por mi cuenta, viajando en el Metro pasaba todo el día de un lado a otro de la ciudad.
          Saqué muchas fotos . Algunas de ellas de lugares que no sabía como se llamaban. A veces andaba por ahí y de pronto encontraba algún parque espectacular, lugares de película.
Una de las fotos que siempre me intrigó fue esta :



Écoute est une œuvre de l'artiste français Henri de Miller située à Paris, en France. Il s'agit d'une sculpture en grès conçue en 19861 et placéeplace René-Cassin, dans le jardin des Halles, près de l'église Saint-Eustache.



       

           Hace unos días me propuse averiguar como se llamaba la escultura, quien era el escultor , esas cosas....
        Entré al buscador de Google y puse " escultura cabeza gigante en Paris " lo típico que uno pone cuando busca algo sin demasiados datos y la encontré.
       Se trata de una escultura de Henri de Miller cuyo nombre es « L’Écoute » "Escucha".
        Realizada en 1986 a partir de arenisca de Borgoña, la obra pesa casi setenta toneladas.Instalada en una plaza en forma de caracola,al pie de la iglesia de Saint Eustache esta escultura está al alcance de la gente y forma parte de la vida del lugar.

        Dicen que los niños se acurrucan entre la palma de la mano y la barbilla, o incluso escalan hasta el dedo gordo.              
        Dicen que los jóvenes normalmente se quedan de pie detrás de los dedos e imitan el gesto de la estatua tapándose la boca con la mano derecha. 
  
        Dicen que  los más mayores simplemente sonríen viendo que sus hijos han convertido una pétrea escultura en un agradable columpio.

          


           Me veo en la fotografía. En ese momento yo no sabía de que se trataba. Así que solamente me recliné contra la escultura, sin pensar en ángulos , luces o poses . 

          Dicen los que saben que la gente pasa por allí a contarle sus secretos, a hablar con El Oyente. 

          Me veo de espaldas a la boca del oyente y también de alguna forma en posición de escucha. 

           De pronto nos convertimos en dos oyentes. Mudos.

           Como si fuese la representación de una sesión de terapia psicoanalítica, de esas que algunos hemos pasado, en que el psicoanalista no habla y el paciente tampoco. Se escucha el tic tac del reloj, el ruido de los autos, uno tose, el otro traga saliva .

            Como si fuese sacerdote y feligrés , sentados en los bancos de una iglesia vacía, mudos porque ambos son parte del pecado.
            
            Como si fuese la representación de un momento entre  amigos , en una plaza o en un jardín o tirados en un sofá o en una cama grande, sin hablar.
           
            Como una pareja de amantes , vistiéndose en la semi penumbra después de hacer el amor , en silencio porque ninguno dice lo que quisiera decir.
           
            Como si fuese la representación de esos momentos de encuentro entre padres e hijos , tal vez un viaje en auto o sentados cerca de  una fogata en  noches de campamento.

            Como médico y paciente en el momento de un diagnóstico final.

           Como si fuese la representación de ese instante en que madre e hija están a punto de hacerse alguna confesión que podría acercarlas o cambiarles la vida y sin embargo callan.
            
            Yo te escucho, tu me escuchas.

             Nadie habla.

             No necesariamente el momento tiene que transitar lo dramático.

              El silencio  puede ser también atravesado por emociones que nos elevan , nos trasladan a otras dimensiones.Y sin embargo es  evitado por el ser humano.

              Es cosa animal, la  actitud de escucha.
              El perro o el gato tirados plácidamente en un sofá , tal vez estén con los ojos entrecerrados, pero siempre están "a la escucha ".                       
               Atentos detectan cualquier modificación en tus movimientos , aún cuando estén enfocados hacia otro lado o con una puerta o pared de por medio.
             El gato te escucha pero no se "engancha " mucho en lo que te pasa, podés llorar o cantar , al gato le da lo mismo.              El perro reaccionará inmediatamente porque además de oirte y de escucharte , te conoce, te reconoce, "te registra" .

              Aunque decimos que los animales nos imitan o "se humanizan" , tal vez al ubicarnos en un lugar más alto , en una escala superior nos estamos equivocando. 
             Lo que ellos hacen a la perfección : estar en silencio y escuchar , nosotros no podemos ni siquiera copiarlo.
              La mayoría de las veces muchísimas personas acuden ,acudimos a sustancias químicas que nos ayudan a "colocarnos" en un estado de quietud corporal y de quietud de la mente. Otros lo logran con técnicas de meditación, algunos a través de experiencias y prácticas religiosas y en otros es una marca cultural , el "ser callado" de los pobladores originarios o rurales, que a su vez está mal visto por el habitante de la ciudad que desconfía del silencio.
             
             Daría la impresión de que todo en la vida actual es escapar al silencio , rellenando ese espacio con cualquier cosa que puede ir desde la música clásica a escuchar programas de radio conducidos por chillones y vacíos discursos y hasta inclusive leer  porque mientras leo aunque estoy en silencio , no estoy escuchando, al otro.


.Ecoute de Henri de Miller

¿El oyente entonces ahueca la palma de su mano para oir el llamado de auxilio de la Tierra o al modo de los antiguos rastreadores estará tratando de escuchar el eco del pensamiento de la humanidad .?

          
             
              Sin embargo al no lograr "la copia" de ese escuchar y ser escuchado , la copia sincera, auténtica,es decir la semejanza  pasamos a actuar dentro de la esfera de la preponderancia de la imagen , nos convertimos en  simulacro pasando a la existencia estética, luego de haber perdido la existencia moral. 
           Si jugamos con el "Dios hizo al hombre a su imagen y semejanza"  sabiendo que el hombre al perder el Paraiso , perdió la semejanza con Dios , caemos en que ha quedado solo Imagen.

           Puro simulacro.



La place René-Cassin avec l'œuvre en partie visible sur la gauche. LaBourse de commerce de Paris est visible en arrière-plan.L'œuvre devant l'église Saint-Eustache.


            








http://youtu.be/za_VHVvhvOE


http://youtu.be/GhVJJW-T-jM