miércoles, 29 de abril de 2015

MERCEDES ARAUJO / 9 POEMAS / ANTOLOGÍA BREVE

MERCEDES ARAUJO




No vale hacer de la ocasión
una carnicería, invocar fulgores
que se han apagado:
lo mejor es tomar la lanza
empuñarla suavemente
y abandonarse en el campo de batalla.

Ver correr la sangre ajena siempre nos atrapa.

Ver correr la propia es descubrir

quién uno es.
                                             

                                                                   De Móviles azules, en Duelo, ed. En danza (2005).




Vi lo que vi
cráneos de elefantes con memoria
hombres lince, mujeres con velos como murallas
una cafetera árabe en una plaza
custodiada por pastores.

Todos los animales tememos a otro.



***



Las hembras cazan de noche
esperan y clavan colmillos en garganta
en épocas de celo las hembras
tenemos el pelo brillante
en épocas de celo cambia
el sentido de las palabras
en épocas de celo puedo
quitarme el velo, partir de viaje
brillar o permanecer
-el ritmo es el mismo en cualquier música-

                                                                                                De Viajar sola, Ed. Abeja Reina, 2009, Bs. As. Argentina




El peligro no aparece al principio,
lleva un tiempo comprender que las olas se estrellan
contra peñascos y otro tiempo dejar de intentar
que el cuerpo encuentre amparo.
Cuando lo has perdido, el agua te recuerda
que no es posible comenzar de nuevo,
en todo caso no con el mismo cuerpo.
Como un animal pequeño, de pelo débil
con orejas puntiagudas, las manos y los pies de mona,
con el pelo liso como el que tengo en estos días,
así, creo, será posible sobrevivir en el mar.



***


Acaricio con pena las hojas del ciruelo
antes de la lluvia parecían flores moradas y blancas.
Que los cuatros ríos que atraviesan la isla desemboquen
en el mar, me hace tener un cuerpo más cercano.
También he terminado por aprender
que para estar cautiva es mejor aquí,
hoy casi nieva y yo estreno
un gorro con el cual simpatizan mucho los peces,
a simple vista parece que tuviera agallas porque dos pequeñas
aletas le salen de los costados, con este gorro puesto

es como si no pudiera ir para adelante ni para atrás.



***


Te contaría que los pájaros que se habían ido, han vuelto,
y que ahora tengo el pico róseo, plumas timoneras y me dedico
por completo a la flor y el fruto del naranjo.
Hay algo que me ha dejado confundida:
el desconsuelo se ha vuelto mayor,
una cobardía que recién ahora conozco.
No he sabido ni podido entender
cómo es la partida de la luz cada día
tan distinta, cómo es que el mar descarga tempestades,
no había pensado antes en la sal blanca y cristalina
que en el agua se disuelve y en cómo el sol
brilla más sobre la sal que sobre el verde. Perro,
reptil, ave de presa, todo me sorprende
la fragilidad, las alas que se despliegan 
hay flores amarillas que vegetan en la cabeza
y en otras partes del cuerpo.




***


Al anochecer, cuando el aire es fresco
puede inquietarme el sonido de las voces de los niños
que se oye repiquetear a lo lejos,
sé que ellos también son predadores
y sanguinarios, yo lo fui, el pequeño cuerpo replegado,
la barriga brillante, empuñando mis deseos
como aguja de zurcir. Por aquí es tan habitual
el chirrido de los hierros,
como el aguijón filoso del grillo topo



*** 


Mi alma es menos mía y más la del caballo
con mataduras en el lomo, vi mis propios huesos
fosforeciendo en medio de la noche,
ayer lechuzas de plumas blancas revolotearon
sobre la salina primero y luego
sobre un riacho que se ha formado
y en ese movimiento
las he visto acorralar la muerte. 

***

Hay días en los que me hundo en el agua y no sé
si por influjo de la luna o por un simple movimiento del sol
puedo deslizarme sobre la tierra tan sinuosamente
como una serpiente con aros de color azul intenso
desde la cola a la boca, pero ese cuerpo de serpiente
pálido y embozado no soy yo,
quisiera poder aclarar cerca de tus oídos
algunas de estas cosas, me has dicho
que no es posible por ahora,
ya que las nuevas ocupaciones te llevan todo el día
y también que tu vida es mejor, más sólida.
No me hagas caso, simplemente podrías decirme
si es verdad que las escamas de mi cuero
siguen brillando a pesar de haber sido
arrancadas una por una, y que aún así
el cuerpo está contento con esta pequeña vida.

                                                            De La isla, Ed. Bajo la luna, 2010, Bs. As. Argentina





Mercedes Araujo nació en Mendoza en 1972 y vive en Buenos Aires.
Obtuvo los siguientes premios: 
Premio Alberto Burnichon al mejor libro editado en Córdoba en el año 2003.
Tercer premio del Fondo Nacional de las Artes con el libro de poemas La isla, 2010. 
 Primer premio del Fondo Nacional de las Artes con la novela La hija de la Cabra, Bajo la luna.
Publicó los libros :
Ásperos esmeros (Ed. Del Copista) 2003
Duelo (Ed. En Danza) 2005, 
Viajar sola (Ed. Abeja Reina) 2009 ,
 La isla (Ed. Bajo la luna) y
La Hija de la Cabra, 2012, (Ed. Bajo la luna)

Sus poemas forman parte de la antología Poetas argentinas, 1960-1980, Ed. Del Dock.




Su blog donde publica distintos autores

http://cartasdesdeeljardin.blogspot.com/






viernes, 17 de abril de 2015

POETAS EN EL UNDER / MIGUEL ABUELO

POETAS EN EL UNDER /

 MIGUEL ABUELO


Paladín es su libro de poemas inédito –comercialmente–, pero que circuló en distintos formatos y en varias ferias artesanales. Uno de los impulsores en Rosario fue Omar Serra, quien fotocopió de manera casera una versión que le dejó Miguel años antes de su muerte. 

Actualmente en la web se pueden encontrar algunos poemas del mítico libro que pareciera que todavía busca esquivar lo establecido de una edición tradicional. 

Paladín sigue siendo un libro para buscadores y una forma de de vivir y de creación que son el eje de sus escritos. 


Entre esos inéditos se destacan 




Melancolía




Víbora dormida

la melancolía es un estado de ánimo

algo que se agita en el fondo de un estanque

Se parece a lo desconocido

Solemne gravedad

Tonta silbando, nervio contenido

Maldita melancolía que te escondes

en la zona de bosques y asomas tu uña negra

para mirar el día

Sentada en el ojo de la duda

ella te aguarda,

ella es la melancolía








Al ladino




Quiero de mi pluma un ejercicio 

que reúna al ayer con el mañana

Quiero que el hoy sea la ventana

quiero al lector que no se mortifica.



Que ve pasar a su alma llana,

sin luz de sombra que se admire

a la sombra que se ufana

y no por ello luz emite







El secreto




No hay mayor secreto que

aquel que no se puede hablar.

Ese que corre como la sangre invisible. 

El que riega la cara de las gentes hermosas.

El que produce el verbo.

El que alimenta al vacío del hacer.

Mas el grato tiempo de las gestaciones

en vuelo.

  

 (MATERIAL DE BOLETIN SUDESTADA  _nOTA IGNACIO PORTELA)



Miguel Ángel Peralta, más conocido como Miguel Abuelo (Munro,Argentina21 de marzo de 1946 - ibídem26 de marzo de 1988), fue unmúsicomultiinstrumentistapoeta y cantante argentino. Fue líder de Los Abuelos de la Nada y autor de canciones como Himno de mi corazón yCosas mías. Forma parte de la primera camada de pioneros del rock argentino.


Comienzos

Miguel Angel Abuelo Peralta nació el 21 de marzo de 1946 en la localidad bonaerense de Munro, 20 kilómetros al norte de la ciudad de Buenos Aires, hijo de Virginia Peralta, mujer llegada a Buenos Aires del interior del país, madre soltera y pobre. El futuro músico nunca conoció a su padre. El pequeño Miguel pasó su primera infancia viviendo en un orfanato hasta los 5 años, cuando finalmente el director del establecimiento lo acogió en su propia casa.
En el año 1966, Miguel Abuelo conoce al escritor y periodista Pipo Lernoud, a Mauricio Moris Birabent y a Pajarito Zagurien la Pensión Norte, donde ensayaban Los Beatniks, una de las bandas fundacionales del rock argentino. Miguel vivía cantando bagualas y escribiendo poemas. Se une a la gente de La Cueva, un bar-teatro de la calle Pueyrredón de Buenos Aires, en los largos "divagues" nocturnos que dieron origen al rock argentino, con Litto Nebbia (Los Gatos), Javier Martínez(Manal), Mauricio "Moris" Birabent, Pajarito Zaguri, Pipo Lernoud, Tanguito y otros, intercambiando poemas e ideas musicales.
Pasa un tiempo viviendo en esa pensión, compartiendo el cuarto con su amigo Pipo Lernoud, y luego se mudan a la casa de la madre de este, Mabel Lernoud.

Inicios con Los Abuelos de la Nada

En 1968 Miguel formó Los Abuelos de la Nada, inspirado en una frase del libro de Leopoldo MarechalEl Banquete de Severo Arcángelo que decía: "Padre de los piojos, abuelo de la nada".
Reuniría con la ayuda de su amigo, el poeta Pipo Lernoud, la primera formación de Abuelos, reclutando músicos en Plaza Francia (lugar donde la juventud hippie argentina solía congregarse a fines de los 60).
La banda estaba conformada por Eduardo "Mayoneso" Fanacoa (teclados), Miky Lara (guitarra rítmica), Alberto "Abuelo" Lara (bajo) y Héctor "Pomo" Lorenzo (batería) y, ante la falta de una guitarra líder, Claudio Gabis, futuro guitarrista deManal, colaboraría con la grabación del primer single de Los Abuelos de la Nada: "Diana Divaga", publicado por CBS en 1968. Sin embargo, el papel de la guitarra sería ocupado, para la cara B del single ("Tema en flu sobre el planeta") por Norberto Aníbal Napolitano, más conocido como Pappo. Esta primera generación de Abuelos de la Nada estaría más ligada a la psicodelia de su época.
Por otro lado, esta primera etapa de los Abuelos es corta: hacia el año 1969 Miguel se desentiende del grupo, por diferencias con Pappo, y cede el liderazgo a este, orientándose entonces el grupo hacia el blues, tras lo cual la agrupación hace un par de presentaciones y, por decisión del grupo, se desarma. En 1970 Miguel forma una nueva banda, llamada El Huevo, junto con Pomo Lorenzo y Carlos Cutaia, pero dicha agrupación no dura ni trasciende. Miguel se siente frustrado, y harto además del tenso clima social que se vive bajo la dictadura de Juan Carlos Onganía, por lo cual decide viajar aEuropa para escapar de dicho sistema político opresor.

Etapa europea y los nuevos Abuelos de la Nada

En Europa no llega a radicarse en ningún lugar permanentemente, y conoce a Krisha Bogdan en Ibiza, quien se convierte en su esposa y en la madre de su único hijo, Gato Azul Peralta, nacido en Londres el 8 de mayo de 1972.
Errante en el viejo continente, pasa largas temporadas en Francia, en BarcelonaMadrid e Ibiza, pero siempre se encuentra en movimiento, de un lugar para otro sin sentar cabeza y ganándose la vida como buscavidas. En Francia, Miguel se contacta por medio de amistades con Moshe Naïm, productor y mecenas rico de la escena pop francesa, y Daniel Sbarra, guitarrista, junto con quienes realiza un disco de rock psicodélico, folk y hard rock llamado Miguel Abuelo & Nada, grabado en 1973 y publicado en 1975 por el sello de Naïm (el disco recién sería publicado en Argentina en los años 90 por el sello Condor's Cave). Para la grabación forma una banda, la cual también gira por Francia, todo apadrinado por Naïm, que había visto en Miguel un talento especial, pero el proyecto no dura y Abuelo se aleja de la agrupación.
Instalado en Ibiza, se encuentra con muchos músicos argentinos de quienes se hace amigo, especialmente Miguel Cantilo,Kubero Díaz y un joven Cachorro López.
A fines de la década de 1970 se separa de Krisha Bogdan y, tras un incidente por el cual cae preso en España momentáneamente (luego se aclaró que había sido un malentendido y Abuelo era inocente), regresa a la Argentina a principios de 1981 con la ayuda de Cachorro López, con quien además planeaban formar una nueva banda que revolucionara la escena rock local: Los Abuelos de la Nada ven la oportunidad de resurgir de la mano de Miguel como cantante y Cachorro como bajista. Pronto reclutan a los demás integrantes y se suman Daniel Melingo en clarinete y saxo,Polo Corbella en batería (fallecido en 2001), Gustavo Bazterrica en guitarra y un joven Andrés Calamaro en teclados (recomendado por Alejandro Lerner). El primer LP homónimo, editado en 1982, es producido por Charly García, quien los apoya, consiguiéndoles shows y contactándolos con la agencia del mánager Daniel Grinbank.
A fines de ese mismo año, con el álbum debut obteniendo buena acogida y difusión radial, los Abuelos se presentan en el multitudinario festival "B.A. Rock '82", y para cerrar el año, son invitados a abrir el show de Charly García en el Estadio de Ferrocarril Oeste ante otra multitud, el 25 de diciembre de 1982, junto al grupo Suéter.