martes, 29 de abril de 2014

j. seafree / EL CIELO NO RUMOREA




EL CIELO NO RUMOREA


“La poesía no es un árbol”
“El poema es lo que bebe el pájaro”

                                                                   (CHANTALL MAILLARD)





Elegir resulta a veces
un ejercicio de equilibrismo
permanente, solitario
incluso cuando los ojos
no persiguen expectativas.



En estos días largos
parece que pudiéramos ser
inmortales, eternos
acaso niños siempre.



Y si la poesía fuera un árbol
y cierto horizonte a la vez
en las más altas rocas
y junto a las más altas ramas
también hasta allí llevamos
nuestros más alejados recuerdos.



Los versos son sorbos de tiempo
las ideas y el agua habitan
la misma vasija, la de un cielo
sin rumor, sin veladuras.



Y aunque la música parezca
una alambrada infranqueable
la metáfora del agua, esa isla
avanza cada año poco a poco.
Isla, roca, árbol
mapa de ausencias
con olor a música.

Bebo vino
observo los árboles
movidos levemente por el viento,
cada libro es una jornada
el cielo no muestra prisas
la arena es aquí distinta.

Las viejas ramas secas
son tan viejas como la tierra árida
los labios y el paladar
no aguardan ningún metal, ninguna caricia
tampoco hará falta pasar página
ni siquiera destruir los embudos.

El tiempo no tiene conciencia
y el horizonte y el silencio
muestran a mi alrededor
su incólume mirada.


j. seafree
(junio 2015)






No hay comentarios:

Publicar un comentario