viernes, 4 de octubre de 2013

MARIO NOSOTTI

MARIO NOSOTTI


de Parto mular



Primavera
como todos los años

hay nada que mirar
por la ventana

un viento tenebroso
se cuela entre las plantas
en terapia intensiva

apenas sobrevive
cuando todo
debería crecer

seguir una visión
el sueño repetido
recalcitrante
del sol en los cristales

atrás un año, o dos, o casi
el bien.

sea la primavera
quien verdee senderos

en cabeza tan ancha.

          

................

Cuando hay estas tormentas de verano

me acuerdo que revientan

olas enormes sobre el malecón. Uno pasa

y de pronto lo asaltan gotas sucias

pesadas como perros.

Mis hijas se reían asustadas ese día,

miedo y alegría, de que las voltee el mar.

El viento les inflaba los vestidos

como a pequeñas damas del siglo XVII.

Corrimos hasta el auto porque el aire

mojado nos heló

y por un instante insoportable

se volvió la alegría de tener ese hogar.




----------------------------------------------


Por cada sueño de la levedad
se cruzan las alarmas de los santos
ellos trazaron su circunferencia
y miraron adentro.


Una forma consiste
en otear a lo lejos y escribir
lo que se ha recogido no se sabe dónde.
Otra forma es trabar una lucha
elevarse pisando
salientes y hendiduras
asentando la uña del zapato.

Tengamos la ilusión de recoger
después hay sólo hilos, yeso.


Con eso nos metemos y eso
da la gracia.

Los santos botan lámparas
que a poco los consumen.
Entran así a la noche inmensa.




de La casa de la playa (inédito)


Octubre


Escribo acá

en el lujo espacial frente al estanque

perplejo y aliviado

con la alfombra de insectos transparentes

que esta mañana flotan en el agua y que hasta ayer

volaban. Son millones de alas

como los del poema Los Chayules en el lago

azul de Nicaragua. Los que están en el suelo

las brisa los ha ido amontonando

en un pequeño cerro quejumbroso

listo para barrer. Es Octubre

y lo que ya tendría que llegar

no llega. Se cuaja la distancia

entre lo que amenaza y el poder

de esgrimirlo.

Uno no está impedido de vivir.

Justo antes de salir a preguntarle

al que todo lo sabe

oyendo la dureza de los ciclos

supe encontrar mi fe.






 Lo que un nueve en el segundo puesto significa


Soportar a los incultos con benevolencia

Atravesar el río resueltamente

No descuidar lo lejano

No tomar en consideración a los compañeros:

así tal vez se logre andar por el camino medio.


es esto y no otra cosa

lo que un nueve en el segundo puesto significa.





Mario Nosotti San Fernando, Bs.As., 1966.
Cursó estudios de Letras (UBA).
Formó parte de la antología de la 1º Bienal de Iberoamericana de Arte Joven (Buenos Aires, 1989). Colaboró con las revistas de divulgación cultural Tsé-tsé, Parte de Guerra,  La Otra y el suplemento Radar libros del diario Página 12.

 En 1998 publicó Parto Mular (Poesía Ed Ultimo Reino).
 En 2006 organizó Las ínsulas extrañas, Primer Encuentro de Revistas de Poesía en la Biblioteca Nacional.
Entre 2004 y 2006 editó la hoja de poesía Música Rara.
Actualmente reseña para la revista Inrockuptibles, y el suplemento de cultura Ñ entre otros medios.”. Coordina talleres de escritura creativa
 y publica el Blog   http://musicararablog.wordpress.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario